miércoles, 18 de mayo de 2011

Brochetas de Pollo Tikka Masala



Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de mayo nos invita a preparar un clásico de la cocina asiática, Tikka masala. Y de nuevo me han vuelto a sorprender con un plato que no conocía. Se trata de un plato indio más conocido fuera de la India que en ella, lo más probable es que la realizaran por primera vez los cocineros de Bangladesh que inmigraron a Gran Bretaña en los años 70 del siglo pasado.

Hay diversas versiones de la receta, y después de echar un vistazo por la red, he cocinado el pollo tikka masala basándome en las recetas del programa de televisión Robin Food, atracón a mano armada y del precioso y colorido blog La mambalina.

Masala o Massala significa mezcla de especias, y Garam Masala es una mezcla de especias no demasiado picante que en su versión más tradicional incluye canela, clavo, nuez moscada, pimienta negra y cardamomo. Es imprescindible para la pasta tikka masala, yo lo encontré en un puesto de especias de la plaza de abastos.
El pollo tikka es un plato de la cocina asiática elaborado con piezas de carne de pollo en el horno que previamente han sido marinadas en especias y yogur. Si el pollo tikka se marina también con salsa masala, entonces se trata de un pollo tikka masala.
Y esta es mi propuesta:

Ingredientes:
2 pechugas de pollo en tacos.
125 ml de yogur natural.
250 ml de leche de coco.
2 cebollas en tiras finas.
400 g de tomate triturado.
1 cucharada de miel.
Aceite de oliva y mantequilla.
Sal y pimienta.


Para la pasta tikka masala:
1 cucharadita de comino.
1 cucharadita de semillas de cilantro.
3 clavos de olor.
2 guindillas o cayena.
1 pizca de pimentón dulce.
2 cucharadas de garam masala.
1 cucharada de coco rallado.
1 pizca de sal.
1 cucharada de avellanas tostadas.
3 dientes de ajo.
1 trozo de jengibre fresco pelado.
2 cucharadas de aceite de oliva.
2 cucharadas de tomate concentrado.
1 pizca de hojas de perejil.


Salvo el pollo, el yogur y el garam masala, el resto de ingredientes no son imprescindibles, pueden perfectamente sustituirse por otros similares, por ejemplo la leche de coco puede sustituirse con yogur, nata o leche evaporada.


Preparación:
Para elaborar la pasta tikka masala, tostar ligeramente en una sartén el comino, el cilantro y los clavos y moler en la picadora o el mortero junto con el resto de ingredientes no húmedos (guindillas, pimentón, garan masala, coco, sal y avellanas). Finalmente añadir los ingredientes húmedos (ajo, jengibre, aceite, tomate y perejil) y terminar de moler.
En un bol grande mezclar el yogur, la leche de coco y la pasta tikka masala. Añadir las pechugas salpimentadas, mezclar bien y dejar macerar dentro del frigorífico al menos 4 horas, mejor si son 12.
En una sartén grande poner un poco de aceite de oliva y rehogar la cebolla 5 minutos. Añadir el tomate triturado,  la miel y el pollo con su macerado.
Cocer 20 minutos o hasta que la salsa reduzca a la mitad y hornear otros 20 minutos a 220º.
El pollo tikka masala está listo, puede servirse así en su salsa, acompañado de arroz y con un poco de yogur natural.
O bien pueden formarse unas brochetas, pincelarlas con mantequilla derretida y hornearlas 10 minutos más sólo con el grill.
Y el complemento perfecto, sobre todo si os pasáis con la guindilla, una cerveza india, una Tiger bien fresquita.

2 comentarios:

Laube dijo...

Estupendas brochetitas!!!!!
Un besote

Ana-Experimento en la cocina dijo...

Una forma muy original de presentar este plato.
Me gusta como te ha quedado.
Besos