jueves, 31 de marzo de 2011

Surtido de financieros



Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de marzo nos invita a preparar un clásico de la gastronomia francesa, Financier.


Los financiers son una especie de magdalena de origen frances, parece que las primeras que los cocinaron fueron las monjas de la orden de la Visitación, por lo que también se les conoce como Visitandines. Las monjas los hacían ovalados, pero cuando los suizos hicieron su propia versión en forma de lingote pasaron a llamarse financieros.En Internet he encontrado diversas recetas (recomiendo este video del programa de cocina Robin Food, atracón a mano armada, en el que David de Jorge y Martin Berasategui preparan un financiero), pero finalmente me he decidido por la receta de La cocina dulce de Paco Torreblanca, estupendo libro de reposteria para no profesionales.
Sus ingredientes básicos son harina, almendra molida, mantequilla, azúcar glas y clara de huevo; las cantidades varían algo de unas recetas a otras, pero siempre estos mismos ingredientes, a los que pueden añadirse otros ingredientes y aromatizar los financieros con distintos sabores (chocolate, queso, frutas, cítricos, licores, etc)
Puede utilizarse cualquier molde individual, peferiblemente de silicona, redondo o alargado. Aquí podeis ver un molde especial para financieros. Yo he utilizado moldes para magdalenas pequeñas y un molde para bombones.
Es una buena receta para aprovechar las claras de otras recetas en las que sólo se utilizan las yemas (las claras pueden congelarse a la espera de ser utilizadas) También puede utilizarse la clara pasteurizada que venden en Mercadona.


Ingredientes:
90 g de harina floja o de reposteria.
120 g de mantequilla.
200 g de azúcar.
80 g de almendra en polvo.
200 g de claras de huevo.
Una pizca de sal Maldón.
4 g de levadura en polvo.

100 g de requesón.
75 ml de nata y 75 g de chocolate negro.
75 ml de nata y 75 g de chocolate blanco.
30 g de coco rallado.


Preparación:
Batirl las claras ligeramente hasta que queden homogeneas y reservarlas en un lugar cálido para que se templen.
Poner la mantequilla a fuego lento durante aproximadamente 15 minutos, así se evaporará parte del agua que lleva y adquirirá un color dorado y un aroma a avellana.
Poner el resto de ingredientes (almendra, azúcar, harina, sal y levadura.) en un bol y mezclar.
Poner el chocolate negro y 75 ml de nata en un recipiente para el microondas, calentar unos segundos a baja potencia y remover, si es necesario volver a calentar otros segundos hasta que el chocolate se derrita y se mezcle bien con la nata. Hacer lo mismo con el chocolate blanco.
Cuando la clara y la mantequilla estén templadas (aproximadamente a 30ºC), añadirlas poco a poco al bol, mezclando con una espatula y con movimientos envolventes.
Ya esta  lista la masa base, ahora se divide en cuatro partes iguales, y se añade a una parte el coco, a otra el requesón, a otra el chocolate blanco y a otra el chocolate negro.
Dejar reposar la masa al menos una hora.
Engrasar los moldes elegidos (no es necesario si son de silicona) y rellenarlos.
Hornear a 180ºC durante 15-20 minutos aproximadamente, hasta que queden dorados por las esquinas.

domingo, 27 de marzo de 2011

Galletas cookies de chocolate


Estas galletas estan tan buenas y son tan sencillas de hacer que no me ha quedado más remedio que retomar el blog tras una larga pausa.
La receta la encontré en la Web de Canal Cocina. La primera galleta con trocitos de chocolate parece que la cocinó por primera vez Ruth Wakefield en 1937 (podeis saber más sobre su historia aquí o en la Wiki), la receta original la podeis encontrar aquí, ésta no es exactamente igual, pues lleva avena en vez de nueces y algo más de azúcar. 

Ingredientes:
2 huevos.
230 g de mantequilla.
200 g de azúcar.
220 g de azúcar moreno.
300 g de harina.
215 g de copos de avena.
1/2 cucharadita de sal (2 g)
1 cucharadita de levadura en polvo (4 g)
1 cucharadita de bicarbonato sódico (4 g)
340 g de perlas de chocolate.
112 g de chocolate puro.
1 cucharadita de extracto de vainilla.

Antes de amasar, pesar y preparar todos los ingredientes.
Preparación:
Ablandar la mantequilla, para ello sacarla del frigorifico una hora antes y cortarla en dados o rallarla; si no es suficiente puede ablandarse en el microondas a temperatura baja durante unos segundos.
Sobre un plato tamizar la harina junto con la sal, la levadura y el bicarbonato.
Con una picadora pulverizar los copos de avena y el chocolate puro.
Una vez que tenemos a mano todos los ingredientes ya pesados, comenzamos con la masa.
Poner en un bol grande la mantequilla y los azúcares, batir con una varilla manual hasta obtener consistencia de crema.
Añadir uno a uno los huevos y la esencia de vainilla mientras se sigue batiendo.
Añadir la harina y el resto de ingredientes tamizados, poco a poco y mezclando con la varilla primero, y con una mano después.
Por último añadir la avena pulverizada, las perlas de chocolate y el chocolate picado y mezclarlo todo muy bien con la mano.

La masa ya está lista, el siguiente paso es formar bolas con las manos, puede hacerse inmediatamente o bien dejar la masa reposar un tiempo en el frigorífico, así se consigue que la masa esté más dura y sea más fácil formar las bolas. Mejor si se deja reposar toda la noche.
Procurar que las bolas sean todas del mismo tamaño, aproximadamente de 3 cm de diámetro, para ello pueden cogerse porciones de masa con una cuchara pequeña.
Las bolas se colocan en una bandeja para horno con una separación de al menos 5 cm, al hornearse se aplastarán, formándose las galletas.
No es necesario untar la bandeja con grasa, pero si se pone papel para hornear no se manchará la bandeja.
Hornear con el horno precalentado a 180ºC, con calor arriba y abajo, durante 10-15 minutos. Cuanto más tiempo se horneen, más crujientes quedan. A mí me gustan más blanditas, para lo que basta con 12 minutos de horneado, lógicamente también dependerá del horno.
Cuando se saquen del horno dejar enfriar 1 minuto y pasar a una rejilla para que se enfríen bien. Si se tocan inmediatamente después de sacarlas del horno, se rompen.

Con estas cantidades salen aproximadamente 80 galletas, muchas, pero son perfectas para regalar.
Otra opción es congelar la masa (después de formar las bolas, colocarlas en una bandeja o plato, cubrirlas con film y al congelador, una vez congeladas guardarlas en una bolsa para congelar o un tapex) Pueden hornearse recién salidas del congelador.
Como veis son relativamente fáciles de preparar, y es divertido amasar con la mano y formar las bolas, los niños pueden ayudar.
En cuanto a los ingredientes, son fáciles de encontrar. Los copos de avena suelen estar junto a los cereales para el desayuno, las gotas de chocolate las adquirí en Makro, pero también hay en Mercadona. Si no las encontrais podeis picar en trocitos una tableta de chocolate, no lo he probado, pero supongo que quedará bien. La esencia de vainilla no es imprescindible, yo utilizo una casera, la receta la podeis encontrar
aquí.

Coste de los ingredientes 4,08 €. Si salen 80 galletas, cada galleta sale a 5 céntimos, aunque habría que sumar el consumo de energía del horno, que no es nada despreciable (huevos 0,26 €, azúcar blanca 0,18 €, azúcar moreno 0,37 €, harina 0,11 €, avena 0,56 €, perlas de chocolate 1,70 €, chocolate 0,90 €)