lunes, 25 de abril de 2011

Bavaresa de chocolate blanco



Whole Kitchen en su propuesta dulce para el mes de abril nos invita a preparar Bavarois, Bávaresa o Crema Bávara.
Para el reto de este mes he consultado el libro Guía Completa de las Técnicas de Cocina de la famosa escuela de cocina francesa Le Cordon Bleu, y he elaborado una bávaresa según su receta, añadiendo chocolate blanco.
La crema bávara es un típico postre frances (aunque parece que los primeros que la elaboraron fueron los suizos), elaborado con una crema inglesa o natillas cuajadas con gelatina y aligeradas con nata.


Ingredientes:
1/2 litro de leche entera.
5 yemas de huevo.
65 g de azucar.
200 g de chocolate blanco.
15 g de gelatina neutra en polvo.
3 cucharadas de Cointreau.
225 ml de nata para montar.
Cacao en polvo para decorar.


Preparación:
En un bol mezclar las yemas con el azúcar.
Poner en un cazo a fuego medio la leche y el chocolate troceado, remover hasta que se disuelva el chocolate y cuando comienze a herbir retirar del fuego
Añadir añadir poco a poco la yemas, batir bien y volver a poner a fuego lento.
Remover con una cuchara de madera hasta que espese, las natillas estaran listas cuando al pasar un dedo por el dorso de la cuchara quede un surco.
Disolver la gelatina en 4 cucharadas de agua fría y dejar reposar 5 minutos. Calentar al baño María hasta que el líquido esté limpiio y añadir el Cointreau.
Añadir la gelatina a la crema y mezclar bien.
Dejar enfriar la crema removiendo de vez en cuando y cuando comience a cuajar añadir la nata ligeramente batida.
Verter la crema en un molde previamente enjuagado en agua fría (para que sea más fácil desmoldar)
Puede utilizarse cualquier molde, yo he utilizado los típicos para la bávaresa en tamaño individual.
Enfriar 4 horas en el frigorifico. Para servirla volcar en un plato y espolvorear con chocolate en polvo.

lunes, 18 de abril de 2011

Focaccia con cebolla y queso







Whole Kitchen, en su propuesta salada para el mes de abril nos invita a preparar Focaccia, y he de reconocer que hasta que leí la propuesta no había oido hablar de este pan. Por si alguien tiene curiosidad, en italiano se pronuncia así.
La focaccia es, como la pizza, un pan plano cubierto por diversos ingredientes, pero a dierencia de la famosa pizza, es más gruesa, se aliña con aceite de oliva, hierbas aromáticas y sal gruesa y suele llevar menos ingredientes que la pizza.
Para preparar la masa he utilizado la receta de Fabián Martín, de su libro Las mejores pizzas del mundo, pero no he amasado a mano, como indica Fabián, sino que he utilizado la panificadora en su programa de amasado (es que amasar a mano durante 16 minutos ¡es mucho amasar!)
La receta de pizza de Fabián sólo se diferencia de la focaccia en que para la pizza se utiliza agua fría y la masa se deja reposar 24 horas en la nevera.

Ingredientes:
500 g de harina de fuerza.
250 ml de agua tibia (entre 16 y 20ºC)
10 g de levadura de panadero deshidratada (puede susutituirse por 30 g de levadura fresca disuelta en un poco de agua)
25 ml de aceite de oliva y un poco más para pintar la masa.
10 g de sal.
2 cebollas medianas.
Queso emmental rallado.
Oregano.

Preparación:
Mezclar la harina y la levadura en un bol o en la cubeta de la panificadora.
Añadir el agua y amasar durante 6 minutos con las manos, la panificadora o una amasadora.
Agregar la sal y amasar 6 minutos más.
Añadir el aceite y volver a amasar 6 minutos. Si al final del proceso la masa no queda bien lisa y ligada, añadir 25 ml de agua más.
Estirar la masa hasta que quede con un grosor de 1 cm, colocarla en una bandeja, taparla con film y dejar reposar 1 hora o hasta que doble su tamaño.
Mientras la masa reposa, partir la cebolla en juliana y rehogarla con un poco de aceite de oliva.
Pintar la masa con un pincel untado en aceite de oliva, presionar con los dedos para hacer agujeros, añadir la cebolla, el queso y el oregano.
Hornear a 180º C durante 25 minutos.
Recomiendo acompañarla con una ensalada de hojas variadas aliñada con aceite de oliva, sal y vinagre balsamico de Módena.